logo slogan
Inicio Cursos Fotos Historias Sub
Puntos InmersiĆ³n Foro Enlaces Contacto

HISTORIA DE UN ACCIDENTE (leve)

 

La historia que paso a contarles ocurrió hacia el año 2002 durante una excursión a la bonita zona de Gerona en el Pueblo de Sant Feliu de Guixol.
Habíamos preparado una excursión de fin de semana, tuvimos uno de los mejores fines de semana que recuerdo en esa zona, el tiempo perfecto, el agua inmejorable, la gente genial.

Como siempre concretamos la hora de salida con el barco, tempranito para no perder tiempo, nos levantamos, buen desayuno, y a preparar los equipos. Los nervios a flor de piel, donde nos llevaran a ver si se puede ir a los sitios que me gustan de camino para el puerto íbamos comentando los puntos de inmersión de la zona podíamos ir a... o si no... pero bueno eso lo decide mas la climatología y el capitán del barco a nosotros que nos lleven.
 
Llegamos a puerto, por fin, saludamos al capitán del barco y muy buen buceador (el amigo Alberto) y nos dice que el mar esta perfecto, que podemos ir donde queramos, el fin de semana pintaba de lo mejor, decidimos las inmersiones que queríamos hacer y dijo que perfecto.

Todos muy contentos vamos preparando los equipos, nos vestimos, se oye la voz del amigo Alberto “vamos que parecéis niñas preparandos para salir de fiesta, que quiero volver para comer y no para cenar
Montamos en el barco y partimos hacia el punto de inmersión, comentamos todo lo que vamos a ver, como es la zona (Para que la gente que no ha estado nunca) como van a ir las parejas, aunque siempre solemos ir en grupo.
Ya llegamos, el capitán busca el punto justo para echar el ancla, (Que además es buen conocedor de la zona y la suele clavar en el sitio, “a veces le cuesta mas que otras JAJAJA”)

Yo como cuando el barco se para, me empieza a entrar el mareo, para cuando llegamos ya estoy prácticamente preparado, me tiro al agua, que se esta mejor, “Alberto me pasas el Jacket” pero¿qué pasa? ¿te crees que soy tu criado?, Pero me tira la botella con el chaleco ( creo que no tiro a dar, pero me quedan mis dudas) me coloco todo el equipo y espero a que mis compañeros estén listos y espero y espero... ya otro que viene al agua, se prepara y tira el jacket al agua, aquí es cuando empieza mi pesadilla.
Era un chaleco pequeño pero muy lastrado, como imagináis, si, el chaleco empezó a bucear el solo, como yo era el único que estaba en el agua, me tire en picado a por el, como suponéis bien el corría mas que yo, yo intente alcanzarlo, donde aprendió a bucear así el condenado...
De verdad que intente cojerlo pero a los 15 metros empezó un dolor de oídos inaguantable, note un pinchazo, tuve que subir un poco para poder compensar, y ese desgraci... seguía bajando, me pare a pensar y dije ya llegaras abajo, fui bajando compensando a duras penas, por culpa de los oídos, y  por fin lo alcance, a ver que se creía, intente subirlo pero parecía que estaba pegado al suelo a 30 metros de profundidad, hinche ese maldito chaleco todo lo que daba, hinche el mío y nada, tuve que aletear y con ganas por cierto, ya empece a subir, ¡lento que estas profundo¡ Aquello se hacia eterno... por fin llegue arriba, ¡ anda si están todos en el agua y esperándome a mi jejeje, como ha cambiado el cuento. Le doy el maldito chaleco a su dueño, se lo coloca, ya estamos preparados. A la a bucear, que es a lo que venimos.

Empezamos el descenso y el oído me da problemas, pero como experto buceador ( no tengo abuela) consigo bajar, ya estamos en la cota de –30 metros, horror el oído cada vez me duele mas, le hago una seña a mi compañero y le digo que no puedo seguir, tengo que abandonar la inmersión, (pecados... juramentosss. etc) subo al barco, Alberto como siempre... ya te has pulido la botella, ... “será cabr.....” me ayuda a salir del agua, para mi se termino el buceo ese día, desmonto mi equipo y me quito el neopreno, los demás buceando en uno de los puntos de inmersión que mas me gustan.

Con una cerveza en la mano, que me invita mi amigo Alberto, comentamos el tema del chaleco, mi desafortunado rescate,...

Ya de vuelta al puerto mi dolor de oído se hizo más agudo, y ya no pude bucear mas en todo el fin de semana, pero bueno la juerga con los amigos fue genial.

Cuando volví a casa fui al medico y tenia un barotrauma, me hicieron un montón de pruebas por si había perdido agudeza auditiva, pero por suerte no fue grave. Pero... no fue broma me pase mas de 6 meses sin poder bucear.

 

MORALEJA, Antes de actuar piensa bien lo que vas a hacer, así evitaras problemas.

 

Un saludo a mi amigo Alberto Acuña

escrito por Freddy